Sweet & Sour: BAGEL, para Bake the World.

lunes, 22 de abril de 2013

BAGEL, para Bake the World.



De vuelta con el reto mensual de "Bake the World", este mes os traemos un panecillos que harán las delicias de grandes y pequeños, los Bagels y que os permitirán improvisar cualquier cena o comida informal de verano.

Los Bagels, son unos panecillos con forma redonda y un agujero en el centro, que en ocasiones se les espolvorea con semillas o cebolla frita, y cuya masa se elabora con harina de trigo, a la que en tambien se le suele añadir malta, aunque los puristas hablan de que el Bagel auténtico solo lleva harina, agua y levadura. En el caso del Bagel de Montreal, se le añade también huevo, pero no sal. Tienen la peculiaridad de que la masa una vez formada y antes del horneado, tras someterla a un levado en frío largo previo, se cuece muy brevemente en agua, generalmente alcalinizada, dando como resultado un pan denso con una cubierta exterior ligeramente crujiente. 

Cuenta la historia, que el Bagel apareció por primera vez en Polonia, y que se creo en forma de estribo para conmemorar la victoria del rey de Polonia Jan III Sobieski sobre los turcos otomanos en la Batalla de Viena en 1683. Sin embargo hay otros autores que dicen que el origen del Bagel se remonta a mucho antes, y fue Cracovia quien fue su ciudad anfitriona, cuando se creó este pan para competir con el Bublik, un pan delgado de harina que se preparaba en época de Cuaresma.



Posteriormente, el alimento se hizo muy popular entre la comunidad judía de mediados del siglo XIX, y con la emigración a América del Norte de ciudadanos europeos y judíos, favoreció la implantación del alimento y su comercialización. El resto ya lo sabéis. Los americanos lo han asumido como propio y lo han popularizado por el resto del mundo. 




Existen tres tipos de bagel, el de agua, crujiente por fuera y denso en la miga, que es el común de New York. El bagel de vapor, que es suave y esponjoso, y fruto de la evolución de la mecanización industrial, y el Bagel Canadiense o de Montreal, en el que se incorpora huevo pero no sal en la masa. Se consumen tal cual, o abiertos a modo de bocadillo, al que suele añadírsele queso crema.





Para preparar un buen bagel, deberemos tener en cuenta las siguientes premisas:

- Es conveniente utilizar harina rica en gluten, con un alto contenido en proteina, ya que esta harina da la elasticidad y consistencia típica del bagel.

- La utilización de malta, tanto en jarabe como la malta en polvo diastásica o enzimática, mejora el sabor  de los bagels acelerando la liberación de azucares en la harina. Les da ese sabor característico. Se puede sustituir por azúcar moreno o miel de caña, que les dará un sabor magnifico, aunque no exactamente el mismo.

- Una fermentación larga y en frío mejora el sabor y la conservación de los bagels y se entiende como fundamental para conseguir ese sabor típico de estos panecillos.

- La masa del bagel es un masa dura, maleable pero dura, no se adhiere a las manos. No tanto como la del pan sobao, pero mucho mayor que la del pan francés. No te otro modo aguantaría la cocción previa en agua sin deshincharse.

- Los bagels se cuecen previamente al horneado en agua, preferiblemente alcalinizada. La cocción en agua le da a la corteza esa punto mas durito y crujiente y la alcalinización con bicarbonato sódico, le aporta ese color y brillito característico del bagel.


Y visto lo cual vamos con la receta, que yo en este caso he optado por la de Peter Reinhart en su libro "El aprendiz de panadero". Utiliza muy poca levadura, y en lugar de masa madre, un prefermento o esponja. Es larga, pero en absoluto complicada. Además la fermentación secundaria en frío no nos creará problemas pues puede llegar a los dos días. Vamos, que no nos acomodamos nosotros al levado, sino que al ser en frío y tan largo, podemos acomodar el levado a nuestros tiempos y ser mas flexibles.


INGREDIENTES: (Para 6 bagels)

Para la esponja:

- 1,5 gr de levadura seca de panadería.
- 250 gr de harina de panadería o de fuerza (El amasadero) En mi caso mezclé 100 gr de W300 y el resto W180.
- 285 g. de agua a temperatura ambiente.

Para la masa final:

- Toda la esponja.
- 0,75 gr. de levadura seca de panadería.
- 240 gr. de harina panadera o de fuerza.( El amasadero).
- 10 gr. de sal.
- 4,5 gr de malta diastásica en polvo (El amasadero).
- 7,5 gr. de jarabe de malta.

Para la cocción:

- 3 litros de agua.
- 1 Tsp/Cucharadita de Bicarbonato Sódico.

Para el acabado:

- Semillas de sésamo, amapola, sal gruesa, cebolla deshidratada.  

Para el relleno:

- Queso crema.
- Salmón ahumado.
- Cebolleta fresca en rodajas.
- Cebollino picado fino.
- Pepinillos en vinagre.  

PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando la esponja.

Para ello mezclamos bien en un bowl mediano la harina con la levadura y añadimos poco a poco el agua. Cuando tengamos una masa homogénea similar en densidad a la de los creps, cubrimos con film y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que burbujee y practicamente doble su volumen. Unas 2 horas.

Vamos ahora con la masa.

Llevamos nuestra esponja al bowl de la KA provista con el gancho amasador, y añadimos el resto de levadura, accionamos unos segundos hasta que la levadura se haya mezclado. Luego añadimos toda la harina restante excepto media taza, y las dos maltas. Volvemos a remover con el gancho a velocidad mínima hasta que todos los ingredientes formen una bola. Vamos añadiendo poco a poco el resto de harina para reforzar la masa, mientras removemos con el gancho.

Amasamos hasta que la masa pase la prueba de la membrana y no queden restos de harina. Unos 10 minutos mas o menos Debe quedar una masa dura, pero que no se quiebre. Y resultar brillante y maleable no pringosa. Si vemos que se quiebra al manipularla salpicamos unas gotas, ojo solo unas gotas de agua hasta conseguir la textura deseada y si es ligeramente pringosa o pegajosa añadimos harina de muy poco en muy poco.



Vamos ahora con la división de la masa y formado de los panecillos.

Dividimos entonces la masa en piezas de unos 130 gr. y las moldeamos en forma de panecillo. ¿Que como es eso?. Pues muy fácil, cojemos la porción de masa y la colocamos en una superficie ligeramente humedecida para que tenga mas adherencia. Ahuecamos la palma de la mano y presionando ligeramente contra la mesa la damos vueltas hasta conseguir que tenga forma redondeada. Dejamos reposar a temperatura ambiente cubiertas, unos 20 minutos para que la masa se relaje.

Mientras tanto forramos una bandeja de horno con papel y lo rociamos ligeramente con aceite. Ahí será donde depositemos los bagels una vez formados.



Pasado este tiempo de reposo, vamos perforando el centro de cada bola con un dedo. Efectuado el orificio, introducimos el pulgar en su interior y dando vueltas al panecillo vamos estirando ese agujero  hasta obtener un hueco de unos 6,5 cm. Ojo debemos dar el mismo grosor a cada lado.

Colocamos los panecillos en la bandeja que tenemos preparada, con una distancia entre uno y otro de unos 4-5 cm y los cubrimos los con un trapo húmedo. Los dejamos reposar otros 20-30 minutos a temperatura ambiente.

Para comprobar que los bagels están listos para esta fermentación secundaria aun nos queda realizar una prueba, "la prueba de flotación". Preparamos un bowl grande con agua a temperatura ambiente o fresca, introducimos con cuidado un bagel, y si este flota 10 segundos, nuestros panecillos estarán listos para ir a la nevera. Si no es así los dejaremos reposar otros 10-15 minutos y realizaremos nuevamente la prueba. Probad a intervalos de 10-15 minutos, el tiempo necesario para que superen la prueba dependerá de la elasticidad de la masa y de la temperatura ambiente. En mi caso en lugar de 20 minutos fueron precisos 30.

Superada la prueba de flotación, secamos el bagel, rociamos todos ellos con un vaporizador de aceite y cubrimos bien con film. Llevamos al frigorífico hasta el día siguiente y como máximo dos días, tiempo durante el que se llevará a cabo la fermentación secundaria y que al ser tan largo y en frío permitirá obtener una mayor intensidad de sabores.



Al día siguiente extraemos nuestros bagel del frigorífico. Apareceran como en la primera fotografía, nos preparamos para la cocción previa al horneado y precalentamos el horno 260ºC, calor arriba y abajo.

Preparamos entonces una olla grande y ancha con agua que ponemos a hervir y le añadimos el bicarbonato. Cuanto el agua rompa el hervor bajamos el fuego prácticamente al mínimo y dejamos un ligero borbotoneo.

Vamos introduciendo los bagels en el agua, preferiblemente de uno en uno, pues no se tienen que llegar a tocar, y mantenemos durante 1 minuto por cada lado. Mas tiempo si queremos un bagel mas denso, menos si lo preferimos mas suave.


Extraemos el bagel con ayuda de una espumadera y lo depositamos sobre papel de horno pulverizado con aceite. De inmediato lo rociamos con las semillas, si es nuestra opción.

Introducimos en el horno con la bandeja en el centro. Mantenemos 5 minutos, giramos la bandeja 180º y bajamos la temperatura a 230ºC prolongado la cocción otros 5 minutos mas. Si los queremos tostaditos los mantenemos 5-10 minutos mas en su interior.

Sacamos del horno y depositamos sobre una rejilla hasta que se enfríen completamente. Vienen a tardar 15 minutos aproximadamente. Listos para degustar tal cual o preparar nuestro bocadillos.

En este caso la opción fue tradicional, queso crema, salmón ahumado, cebolleta fresca, pepinillo en vinagre y cebollino.
Acompañado de una coca-cola tradicional entran de miedo. 



El resultado de estos panecillos os puedo decir que está muy conseguido, muy asemejado a los tradicionales. En cuanto a textura tienen ese punto un tanto denso o crujiente en la corteza y suaves en el interior, y en cuanto a sabor, cuentan con un sabor distinto a cualquier otro pan, que no sabría muy bien como explicarlo si no habéis tenido la posibilidad de probar los auténticos.

A disfrutar.

VIRGINIA

73 comentarios:

  1. Virginia, qué ricos te han quedado! las fotos perfectas, como siempre. A mí el momento olla con agua me fue un poquito caótica jajaja pero bueno, han salido riquísimos.

    Besos,
    Bea.

    ResponderEliminar
  2. ¿En Polonia?, qué curioso, no tenía ni idea.

    Oye, qué bonitos antes y después de hornear, la verdad es que un día me tengo que animar a hacerlos, ya me los estoy imaginando rellenos hasta de sobrasada.

    Feliz lunes.

    ResponderEliminar
  3. Unas fotos preciosas, y unos bagels deliciosos! besos

    ResponderEliminar
  4. Te quedaron preciosos... como no podía ser de otra forma :)
    feliz inicio de semana
    besos

    ResponderEliminar
  5. Virginia, nuestros bagels tienen un cierto aire de familia, se nota que las dos somos devotas de Peter Reinhart!
    Los tuyos tienen una pinta fabulosa, tan llenos de semillas.
    Ha sido un reto estupendo...ahora a por el siguiente!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Me preguntaba ayer qué estarías haciendo para el reto.... Pues me encantan! y con el botellín de coca cola fenómeno. Yo soy de las de botellín, no me gusta el sabor de las latas, así que en mi nevera siempre hay. Dices que no son nada complicados pero a mí este mundo de los panes me parece aun muy lejano.... a ver cuando tenga mi KitchenAid!!
    Un post super completo como siempre con muchísima información. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me han encantado tus bagels Virginia, los míos duraron escasos 5 minutos, jajaja "mis probadores" son una bomba, bsss y gracias por el reto

    ResponderEliminar
  8. Que maravilla... para mí ha sido toda una experiencia hacer este reto...

    Te han quedado preciosos, y seguro que riquísimos. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  9. Virginia, cómo se nota que te encanta el mundo de las masas, se transmite totalmente en esta entrada.

    Qué ricos, la experiencia en este reto nos ha sabido a poco, repetiremos!

    Enhorabuena por la organización,

    un besito

    ResponderEliminar
  10. Sencillamente perfectos!!me encanta la textura que tiene y ese bocadillo hummmmmm que ganas de darle un buen mordisco
    Mil beossss

    ResponderEliminar
  11. Jejeje al leer tu entrada me recordé de la primera vez que preparé bagels en casa y que no me atrevía a poner los bollitos en el agua :o)
    Te han quedado estupendos y con un relleno rico, entran de maravilla seguro, además en casa ya los he congelado y se conservan de primera.
    Besos y feliz semana,
    palmira

    ResponderEliminar
  12. Que buenos te han quedado Virginia!!! Hemos coincidido en el relleno a excepción de la cebolla. Por lo demás solo decir que son deliciosos. Ya los tenía publicados en el blog, pero no me he podido resistir a hacerlos de nuevo, aunque con receta diferente.
    Ha sido un placer participar de nuevo en el reto, aunque por lo que veo no habías recibido mi receta, aunque la envié ayer. Por ahí andará!! seguro que aparece porque publicada está!!!

    Un besito enorme,

    ResponderEliminar
  13. Cómo me llaman la atencion Virginia, no sabía que existieran más de un tipo de bagels. Hija mía, lo que aprende uno contigo. Me llevo la receta, que lo sepas. Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  14. Virginia a parte de la fantástica receta, geniales fotos y curiosa historia, te diré que me encantan, intentaré subirme a vuestro reto de pan en el mes de Mayo.
    Solo espero quedar a la altura, hasta ahora todos los que he visto espectaculares. Bss.

    ResponderEliminar
  15. Buenísimos!!!!Y te digo lo mismo que a Yolanda de Cocido de Sopa, aunque me repita, qué ganas de pegarle un bocado a la foto del que has preparado con salmón (aunque ya lo has hecho tú JAJAJAJA). Bs

    ResponderEliminar
  16. Un placer el reto de este mes, me ha encantado probar estos bagels, que de no ser por el reto igual no hubiese hecho!!!
    Son deliciosos, probaré tu receta, porque he quedado enamorada de ellos!!!
    Para empezar he utilizado una receta básica, me ha parecido sencilla para experimentar, no necesitaba muchos tiempos y el resultado ha sido un bagel exquisito y crujiente!!
    He tenido problemas con las fotos, porque dejé la entrada preparada anoche muy tarde y hoy en el trabajo veía que no podía darle el tamaño adecuado, así que cuando llegue a casa las actualizaré!!
    Me encanta cómo los has presentado, unas fotos espectaculares y un relleno de lo más atractivo!!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  17. Alucino con tus entradas, cómo te las trabajas, son auténticos artículos de enciclopedia :) Desde luego si alguien tiene alguna duda es que no se lo ha leído bien.

    Olé por ti y por tus bagels!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Hola Virgina, hice mis primeras pruebas de bagels siguiendo las instrucciones del libro de Linda Collister pero no me convenció demasiado el resultado. Después de leer tu entrada me decanto más por la tuya y me parece que la voy a seguir para poder participar en "Bake the world". A ver si ets mes, al final, lo voy a poder hacer. Gracias por compartirla. Besos

    ResponderEliminar
  19. Para otra vez los haré con fermentación en frío es una técnica que me gusta mucho para las masas panaderas, por cierto, un placer conocerte en persona. Besicos.

    ResponderEliminar
  20. Estupenda receta Virginia, el resultado se ve fabuloso!!! Tomo nota...
    Besitos...

    ResponderEliminar
  21. Como me han gustado Virginia, tengo que ponerme un día y hacerlos porque mira que me gustan. Buen trabajo!!! beeesos

    ResponderEliminar
  22. Últimamente todo va tan deprisa y yo tan lenta que no llego a retos y concursos, así pasó otra vez este mes, y ahora añadiendo que por intolerancia tengo que pasar más tiempo haciendo pruebas con harinas si quiero comer pan.
    Pero mi paseo por la red y ver tanto bagel delicioso me ha dado envidia, sobre todo teniendo en cuenta que mi primera experiencia haciendo bagels fue desastrosa.
    Supongo que te lo dirán mucho, así que no es novedad, el resultado de estos bagels es perfecto, bueno, todos tus panes son perfectos, ahora tengo un recetario en la red que me ayudará a no fracasar.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  23. Menuda clase de Bagels nos has dado, tres clases diferentes, pues no tenía idea.
    Llevo tiempo, años, para ser más exacta con ganas de hacerlos y no me decidía, pero has llegado tú y creo que se me han terminado las excusas.
    Simplementes perfectos, y las fotos ¿te lo vuelvo a repetir? ...para colgarlas en una exposición de las gúenas.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola Virginia!
    Siempre me ha llamado mucho la atención la manera de preparar los bagels y los bretzel pero nunca me he animado a prepararlos.
    ¡Que bien lo explicas!
    Un besazo
    Flori.

    ResponderEliminar
  25. Una entrada currada, currada como siempre. Me han encantado los bagels. Tengo muchas ganas de hacerlos. Bss guapa.

    ResponderEliminar
  26. Caramba con el proceso!!! Así a primera vista desanima un poco... pero después de ver el resultado, la verdad es que dan muchas ganas de probar. Una fotos geniales y una bagels estupendos, estas hecha una artista!!! Besos.

    ResponderEliminar
  27. Ya tenía ganas de entrar en tu blog, Virginia... por diversos motivos no he podido conectarme hasta hoy y me encontrado con una sorpresa gratísima de dos entradas... no sabría decirte cuál me ha gustado más, si la de los bolos de arroz, que mira que voy yo a Potugal y de entre todos los pastelitos que tienen, que son muchos, nunca me pido éste... y ya me ha picado la curiosidad!! Y estos bagels que nos traes hoy, pues ¿qué quieres que te diga? ¡que un 10!

    Besitos,
    Marta ("Sweet & Home la Vida es Dulce")

    ResponderEliminar
  28. Virginia, ¿que podemos decir? no tenemos palabras para gradecer el esfuerzo enorme que tu y Beatriz hicisteis para hacernos sentir como en casa.
    Mil gracias, que tienes un blog estupendo y que nos quedamos por aquí.
    Un fuerte abrazo.
    Nieves y Elena

    ResponderEliminar
  29. Ay, cómo me gustan los bagels!!!!!! Me encanta, pero nunca los he hecho, la verdad. Tengo que lanzarme un día de estos, que no tengo excusa para prepararlos. Te han quedado divinos, las fotos hablan por sí solas.

    Qué bien que hayas conocido a Idania!!!! A mí también me hizo ilusión conocerla. Y no te preocupes, que seguramente coincidimos pronto. A finales de verano volvemos a vivir a España, así que estaré "más a mano", ja ja!!!!
    Un besote, guapísima!

    ResponderEliminar
  30. Me parece que voy a hacer si o si bagels!!!! menuda pinta. besitos

    ResponderEliminar
  31. Que preciosidad, Virginia!!! ¡pero si parecen donuts! Te quedaron lindísimos y bien esponjosos, una maravilla, te felicito y las fotos-fotazas, divinas.

    un besazo y esperamos el próximo!

    ResponderEliminar
  32. Hoy he visto tantos bagels y todos tan chulos, que vale......me los apunto a los pendientes y juro que los haré, vale?
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Así da gusto, te han quedado genial. Las fotografías son preciosas, te felicito, te seguiré muy de cerca Virginia. Un besote.

    ResponderEliminar
  34. Me gustan mucho los bagels. Una vez probé unos de lo más simpáticos, tenían por encima tanto las semillas de sésamo y amapola como la cebolla frita, no recuerdo el nombre, pero sonaba bestia :P

    ¡¡Me encantan rellenitos de salmón, o roast beef, e incluso a veces los hemos utilizado para servir hamburguesas, friendo un huevo en el agujerito. ¿Te puedes creer que nunca los he preparado en casa? Y eso que se parece en el proceso a los pretzels, que me chifla hacer yo misma.

    ¡A ver si por fin me animo! Sobre todo porque creo que hoy voy a ver un montón de bagels de lo más apetecibles por aquí, con esto de vuestro Bake the World ;) De momento llevo los tuyos y los de Lola (con el mismo maestro, jejeje), y pienso seguir empachándome, jajaja

    Me alegra que recordéis sus orígenes, porque realmente, mucha gente lo ve como algo típico americano, y aunque es típico allí, no es originario de allí, oigan :P

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  35. sabes que?? que las fotos son una PASADA! en serio, de los mejores que he visto y con esta presentación mejor que mejor!! enhorabuena por tu trabajo y sigue así!!

    ResponderEliminar
  36. Madre mia cómo te han quedado los bagels, las fotos y todo! tremendas ganas las que me han entrado de verlos y es que hoy pasear por vuestras cocinas es un auténtico placer con tanto y variado bagel suelto.
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  37. Te han quedado perfectos, Virginia e imagino lo ricos que debían de estar con ese relleno. El proceso de elaboración resulta muy interesante.
    Preciosas fotos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  38. Te felicito por tus Bagels y por las fotos tan preciosas que has puesto. Es un placer participar en estos retos y aunque tarde siempre lo intentaré. Me habría encantado conocerte espero que en la próxima sea posible. Un beso

    ResponderEliminar
  39. Hola Virginia, qué maravilla de bagels, me encantan, ahora mismo tomo nota, que me han encantado, son perfectos, son geniales!!
    Qué delicia, es que eres una artista!
    Un beso enorme y feliz inicio de semana!

    ResponderEliminar
  40. Estupendisima entrada sobre los distintos tipos de bagels, y mejores fotos con el resultado... te quedaron perfectos y con ese relleno me encantan!!! Besoss,

    ResponderEliminar
  41. Te han quedado de verdadero lujo y tienen que ser un placer para el paladar. Te felicito. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  42. Qué maravilla! Te han quedado perfectos los bagels y las fotos!!
    Bss, Laura

    ResponderEliminar
  43. Yo de vez en cuando lo pongo para el brunch o el desayuno, en plan deli. A mi Barbas le encanta con salmón ahumado y queso philadelphia. Los tuyos, con la semilla, están para hincarles el diente... Un besote.

    ResponderEliminar
  44. Una maravilla de recetas las que habeis hecho, qué manera más sana y gratificante de disfrutar en la cocina, si yo lo he pasado bien, imagino como lo habeis hecho vosotras..!! Besitos

    ResponderEliminar
  45. Llevo toda la tarde viendo los bagels, y me han entrado unas ganas tremendas de prepararme uno para la cena. Yo se que a alguna os habrá quedado alguno, aunque va a ser difícil que me lo enviéis, no?. De cualquier forma en cuanto compre la malta voy a prepararlos, se me han antojado riquísimos, y como ya le he comentado a varias de tus compañeras de reto, me recuerdan mucho a los bretzel, por su cocción y horenado, debe ser una masa similar, pienso. En cuanto los pruebe podré comparar.
    Me gustaría apuntarme al reto, aunque no se cuáles son los requisitos necesarios para poder participar.
    Besos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Estan geniales!! lo de ponerlos en agua es todo un descubrimiento y me ha dejado sorprendida. Esto tengo que probarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  47. Ostras, he visto esta receta en otros blogs, pero me quedo con la tuya, ya la tengo entre mis favoritas. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  48. Virginia, tengo que dejar de visitar tu blog antes de comer... que hambre dios mio! Te han quedado perfectos, y que fotos! Me encantan. Muchísimas gracias por el reto, y vaya trabajazo!!!! cada vez somos más. Un beso

    ResponderEliminar
  49. Te han quedado perfectos, perfectos, y la fotografía muy buena, creas unos ambientes encantadores. Por cierto, como se puede participar en el reto de Bake the Word?? venga un saludín!!
    http://hechoenlapropiete.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  50. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  51. que si, que te han quedado muy esponjosos y muy bien. Quiero apuntarme al reto.
    Antes lo he eliminado con las prisas.

    ResponderEliminar
  52. Virginia,
    Unos bagels que quitan el hipo. El resto te repito lo de siempre....
    Nani

    ResponderEliminar
  53. Virginia, vengo justo a estas horas para pillarte medio dormida, coger dos de tus bagels y zampármelos mañana para el desayuno antes de ir a trabajar, porque aguantar lo que tengo en las aulas necesita energía diaria, je je je.

    No hay vez que no venga a verte que no me lleve alguna lección bajo el brazo. Hoy, entre otros muchos puntos, ese de cocer los bagels durante diez segundos para comprobar si la masa está lista. Y por descontado el resto de la información. ¿Hay algún duende virtual que te sople tanta información? Je je je.

    La receta no dista mucho de la mía, a no ser que la esponja tiene mayor cantidad de harina, pero el resultado se ve igual de bueno. Me encanta esa mezcla de semillas de amapola y de sésamo. Yo me tuve que contener con las de amapola, y ya me pesó, porque les da a las masas de pan un no-sé-qué ... Y es que mi marido es alérgico a las amapolas, así que imagínate.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  54. Mira que los tengo pendientes de hacer desde hace muchiiiismo tiempo y con esta pinta creo que me voy a animar pronto.
    Encantadisima de haberte conocido, eres genial!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  55. Te han quedado estupendos, todo un lujo. Es una cuenta pendiente que tengo , a ver si pruebo.
    Besos

    ResponderEliminar
  56. A mi hermano le encantan los bagels y me dice muchas veces que los haga pero aun no le ha llegado el día cada vez me faltan mas horas al dia.
    Besos

    ResponderEliminar
  57. Despues de ver varios bagel, me quedo con el tuyo, no porque los otros no me gustaran al contrario, pero como siempre ando con prisas y estos no necesitan masa madre me vienen genial, además es una receta que tengo muchas ganas de hacer, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  58. Virginia eres una crack en todo y es que en cada entrada la cuidas al mínimo detalle,nos ilustras con artículos de enciclopedia,unas fotos maravillosas y unas recetas para dejarlos sin palabras,vamos un placer venir a verte.
    Me encanto conocerte en persona en Zaragoza¡¡
    beso

    ResponderEliminar
  59. Estos bagels invitan a comérselos, te han quedado de 10!
    Un paso a paso y unas explicaciones espectaculares, imposible fallar si se intentan hacer!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  60. Increible tu puesta en escena y esas fotos.
    Besos

    ResponderEliminar
  61. Mira! el que has preparado con salmón me va de maravilla!:)). No los he hecho aún, y aquí no los he comido, los comí en NY con mantequilla en un desayuno. te han quedado fantásticos! Que arte tienes guapa! ....con todo!!! Bss

    ResponderEliminar
  62. Que ricos Virginia! Me ha encantado el reto de este mes y veo que coincidimos en el relleno. Esta noche hay Masterchef, a ver que tal le va a Clara! Besos

    ResponderEliminar
  63. Hola Virginia, perfectos estos bagels tuyos...pero tu receta es un poco más larga que la mía...y estaban buenísimos, si por tiempo es...los tuyos tienen que estar de gloria divina.
    Un bico grande

    ResponderEliminar
  64. Menuda pintaza estos Bagels Virginia!!! Fíjate que nunca he intentado hacerlos pero desde ya los pongo en mi lista de pendientes ;). Besos.

    ResponderEliminar
  65. Una preciosidad de fotos y unas explicaciones que dan ganas de meterse otra vez en la cocina a repetir!

    ResponderEliminar
  66. Un blog maravilloso el que tienes, unas fotos para perderse un rato disfrutándolas y probádolas ya que hasta el sabor parece que sientes. También he visto que soy seguidora tuya pero no se si será que hace mucho tiempo ya y de tantos blogs de seguimiento acaba por no ser fácil encontrar algunas publicaciones. Repito que me ha encantado, tus recetas, sus explicaciones y fotos.
    Que pases un buen día!

    ResponderEliminar
  67. Virginia, una de mis asignaturas pendientes, y fíjate si soy vaga, lo que me echa para atrás es tener que cocerlos en agua antes de hornear, la verdad es que no tengo perdón...
    Este relleno de salmón tiene una pinta buenísima no se si podré seguir resistiéndome a probarlos...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  68. Aissss, Virginia!!! Me creas nuevas necesidades y yo no tengo tiempo para estas cosas!! Pero es que es leerte y entran unas ganas locas de meterse a la cocina!!

    Genial como siempre!!

    Besos.

    I.

    ResponderEliminar
  69. Fantástico blog! y fantástico post! Ahora que te he descubierto, te seguiré de cerca! Esta receta la pruebo seguro!!

    Besos

    Marta
    http://insta-cook.blogspot.com

    ResponderEliminar
  70. Buenisimos y además preciosa la fotografía ;)

    ResponderEliminar
  71. Que maravilla de Bagels con las semillas y con el relleno... mmmmmm!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  72. Nada que ver con los que acabo de sacar del horno...tomo nota de todos tus consejos.
    Quien fuera bagel para que te hagan unas fotos tan bonitas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  73. Nada que ver con los que acabo de sacar del horno...tomo nota de todos tus consejos.
    Quien fuera bagel para que te hagan unas fotos tan bonitas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina y dedicar un tiempo en dejar tu comentario. Todos vuestros comentarios son infinitamente agradecidos, aunque no siempre disponga de tiempo para responderte. Si eres un@chic@ "no reply" será mas dificil comunicarnos.

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: vir.martin7@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...