Sweet & Sour: BASSBOUSA, sémola, coco, mantequilla y una pequeña incursión en Egipto.

lunes, 3 de diciembre de 2012

BASSBOUSA, sémola, coco, mantequilla y una pequeña incursión en Egipto.




La Bassbousa es una receta típica de la cocina Árabe, principalmente del Norte de África y uno de los postres estrella de la época del Ramadan, según nos cuentan desde "Nueva cocina Marroquí". 

Es uno de esos dulces regados con almíbar, y que es muy sencillito de realizar. En este caso se trata de una especie de pastel realizado a base de sémola fina y a veces a también una pequeña proporción de harina, acompañado, de mantequilla y coco, que resulta deliciosamente húmedo regado con el almíbar. No tiene mas misterio que mezclar los ingredientes, mano en ristre.




Como suele ser habitual en estos dulces árabes, se presenta en pequeñas porciones, así que antes de introducirlo en el horno se cortan los cuadraditos, porque es una masa muy densa, aunque blanda, y se decora cada porción con una almendra. Eso si, la masa así preparada, se deja reposar media hora, para que la sémola absorba el líquido. Una vez reposada, al horno y listo. En caliente y recién salido del horno se riega con el almíbar frío y se deja empapar, como si de una tarta capuchina se tratase. Los que no seais muy dulceros, no temais, aunque lleve el almibar, el dulzor no es lo que predomina en este delicioso bocado.




De hecho, el coco con la mantequilla, le conceden un sabor especial, suave, a mantequilla con fruto seco, sin predominar y casi sin poder identificar de forma directa el coco. La textura granulosa del coco y la sémola, unido a la humedad que le aporta el almibar, hacen que al introducirlo en la boca te recuerde de lejos la textura del mazapán, pero mucho mas blando y suave, y menos dulzón. Un bocado especial, nada a lo que estemos acostumbrados y absolutamente irresistible. En mi caso, casi adictivo, lo que constituye un problema, dado el aporte calórico que lo acompaña.

En concreto esta receta parece ser que fue cedida por la Embajada Egipcia. 




Egipto, es un país fascinante, y es una pena, que después de lo que ese pueblo luchó de forma pacífica en las calles, estén como están ahora. Al final, el mismo perro con distinto collar, la perversión de la democracia que desgraciadamente vivimos en nuestras propias carnes. Os dejo acompañando al post, unas fotografías de ese país fascinante, que obtuve en uno de mis viajes a esas tierras, y que nos acercan al Egipto mas bello, en todos los sentidos.
  
Sin mas preámbulos vamos con la receta:




INGREDIENTES: (Para un molde de 23 x 33 cm aprox)

- 4 cups de sémola fina.*
- 340 gr. de mantequilla derretida en caliente.
- 1 1/4 cups de leche entibiada.*
- 1 cup de azúcar.*
- 1 cup de coco.*
- 1 Tsp de gasificante o levadura Royal.*
- 1 pizca de sal
- Almendras enteras para decorar. 

Para el almíbar: (Sobrará)

- 2 Cups ( 250 ml) de agua. *
- 3 cups de azúcar.*
- 2 Tbsp de zumo de limón.*

* Medidas y Conversiones

PREPARACIÓN:

En primer lugar preparamos la masa de la Bassbousa.




Para ello, templamos la leche y derretimos la mantequilla.

En un bowl grande depositamos la sémola y la sal, mezclamos bien y sobre ella volcamos la mantequilla derretida bien caliente. Mezclamos bien con ayuda de una cuchara, hasta que toda la sémola quede impregnada de la mantequilla.




Cuando lo tengamos todo bien mezclado añadimos la leche templada y mezclamos hasta que quede bien absorbida.

Añadimos ahora el azúcar, el coco y la levadura. Mezclamos bien con ayuda  primero de una cuchara y luego de las manos. Debemos obtener una masa densa pero blanda. Que al cogerla con las manos la masa se escape entre los dedos.




Enmantequillamos una fuente de pyrex (yo la forré también con papel de horno) y depositamos sobre ella nuestra masa. Nivelamos y cortamos toda la preparación en cuadraditos, que decoramos con una almendra entera en el centro de cada uno de ellos.

Cubrimos con un trapo y dejamos reposar media hora.

Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.




Mientras la masa reposa, preparamos el almíbar, que debe encontrarse frío cuando lo vertamos sobre la Bassbousa caliente.   

Ponemos en un cazo mediano el agua al fuego. Vertemos sobre ella el azúcar y removemos constantemente hasta que se haya disuelto.

Cuando rompa el hervor añadimos las dos cucharadas de zumo e limón, removemos bien y dejamos hervir a fuego alto unos 5 minutos.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Seguimos ahora con la masa.


 

Transcurrida la media hora, introducimos la preparación en el horno, durante unos 45 minutos o hasta que esté bien doradita.

Sacamos y vamos vertiendo el almíbar frío sobre la preparación caliente poco a poco. Parece que no lo absorberá, pero poco a poco lo irá empapando. Yo no uso todo el almíbar, con unos 3/4 partes es mas que suficiente para mi gusto, pero vosotros veréis.




Se sirve frío, cortado en cuadraditos, como pequeños dulces.




El coco y la mantequilla le dan un sabor delicioso para mi gusto. Así que si sois de este tipo de preparaciones os la recomiendo para sorprender a vuestros invitados. Yo suelo preparar una fuentes con estos pequeños dulces entremezclados con baklava y alguna otra preparación que os traeré en breve, presentados al estilo árabe.

Consejos:

- He llegado a preparar esta receta sustituyendo la sémola por harina de repostería y está también deliciosa. 

- Gracias al almíbar, este dulce durá tiempo fresco, si se guarda convenientemente en caja de lata, para que no se seque. 

VIRGINIA

50 comentarios:

  1. Un postre bastante curioso, no lo conocía, ya sabes que en el tema dulces estoy bastante perdido, pero la verdad, me ha llamado la atención el uso de sémola.

    No conocemos Egipto, pero como han ido casi todos nuestros amigos, como si hubiéramos estado :)). No ya en serio, hay que sentir la magia de estar por allí, algún día, eso seguro...

    Un saludo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es de lo mas delicado al paladar. A mi me encantan, pero este siempre me había llamado mucho la atención, por la sémola, tenía ganas de saber el resultado final y desde luego no me ha defraudado.

      Por cierto, encantada de conoceros finalmente a ti y a Lola, gracias a Ana y a su video.

      Un abrazo a los dos

      Eliminar
  2. La BASSBOUSA, es el postre estrella en el periodo de Ramadán en todos los países árabes.
    También se hace con sémola de cous-cous, el resultado final es sorprendente.
    Te ha quedado perfecta.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información y por la opinión. Para mi gusto es exquisito.

      Bss

      Eliminar
  3. oohh nunca habia oido este postre! pero tiene que ser muy bueno y energetico!! me gusta! besos

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los dulces árabes!!!!!! en Marruecos me ponía morada, probaré esta receta, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces Marga, eres de la mías. A mi los dulces árabes me pirran...

      Eliminar
  5. A mí también me encantan los dulces árabes, suelo ir a una pequeña pastelería árabe con mis amigas a comer y beber té. Me encantan los frutos secos en estas pequeñas pastas bañadas en almíbar, estoy salivando. Egipto fue mi primer gran viaje (hace ya más de 12 años) y me fascinó. Es una lástima que debido a tensiones políticas ya no sea tan seguro como antes, a ver si pronto se soluciona.

    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que están deliciosos. El problema es el aporte calórico, así que siempre los tomo con mucho cuidado. Bss

      Eliminar
  6. Me ha parecido una receta muy curiosa, por el uso de la sémola, y estoy segura que en casa no duraría mucho.
    ¡Hay que probarla!
    Muacs

    ResponderEliminar
  7. Original y seguro que riquísima, Virginia, no soy entusiasta de los dulces árabes porque me empalagan un poco pero así en pequeñas porciones, me animaría.

    La jarra de la primera foto, me la llevo sin que te des cuenta, es una auténtica monada.

    Me voy a ver el bundt de castañas que tiene una pinta impresionante.

    un besazo, preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Riquísima, si por cierto. La jarra, es una tetera antigua de zinc. A mi me chifla. Tiene historia familiar...y aun cuando no sea recomendable actualmente, me encanta preparar el te en ella.

      Bss y gracias por tu visita

      Eliminar
  8. Lo bueno requetebueno que tiene que estar!

    ResponderEliminar
  9. No conocía esta receta, pero puedo imaginar el sabor y me gusta.. besos!

    ResponderEliminar
  10. Ummm, mi perdición más absoluta son los dulces árabes!! Yo no tengo control cuando me los ponen delante y me olvido dónde van a parar, jajaa!!
    Normalmente los compro, pero probaré tu receta!!
    Se ven espléndidos!!
    Ainss, me iba a llevar la jarra, pero se me adelantó Isabel, por los pelos, joooo!!
    Besotesss

    ResponderEliminar
  11. Ya que dices que es facilito, me lo apunto para hacerla. Estos dulces me chiflan, sobre todo cuando llevan miel y frutos secos como pistachos o almendras. Mmmm!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso, esta no lleva miel, aunque estuve tentada de agregarla al almibar, pero es deliciosa. Una mezcla de sabor árabe y europeo, gracias a la mantequilla. Te la recomiendo. Bss

      Eliminar
  12. Tampoco lo conocía! No conozco Egipto pero he hecho alguna receta de este país, esta me la llevo:) bss

    ResponderEliminar
  13. Fijate que no soy muy amiga de la repostería arabe, me parece muy densa, un pelín empalagosa, para comer en pequeñas dosis. Así que para eso, estos cuadraditos están genial, de aspecto, la verdad es que están inmejorables.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Bueno chica, me he quedado muerto con tu blog. Este sí que ha sido un descubrimiento para mí. Encantadísimo de tenerte y ya sabes, ya no me echas ni con agua caliente...jajaja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantadísma de tenerte por aquí Jose. Espero que cumplas tu promesa, que además no te echaré agua hirviendo. Gracias. Bss

      Eliminar
  15. Virginia, con lo que me gustan estos dulces!!!
    Me ha encantado la receta y sobre todo todo el relato y las fotos... una preciosidad!!!
    Le acabo de decir a Lola que iba a preparar su receta hoy mismo, pero ahora estoy dudando.... uff... qué navidades me esperan!!
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que malas somos ehhhh. Tanto como tu. Besos

      Eliminar
  16. Para mi la cocina árabe es bastante desconocida, quizás sus dulces tan atractivos y ricos me sorprenden más que el salado ya que hoy es más común en nuestras cocinas, pero sea como sea se ven deliciosos para acompañar el té moruno tan rico.
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caty son deliciosos para acompañar el te moruno, un café cortito tras la comida y una buena infusión de Karkadé. Vamos cualquier cosa que se plante. Ese es el problema. Bss

      Eliminar
  17. Virginia, que delicia de receta!!! Me encanta por sus ingredientes, el coco me fascina y porque me trae recuerdos de cuando era pequeña... Viajaba al Norte de África con cierta frecuencia y conservo los olores y sabores de sus deliciosos dulces.
    Piendo probarla, no parece demasiado complicada, no??
    Como te vas superando día a día con la fotografía!!!
    Un beso
    The English Company blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que ilusión verte por aquí Mª Jose. Eso de viajar de pequeña con frecuencia al norte de Africa, supongo que te tiene que dejar una huella importante, como tu dices al menos en olores y sabores.

      La receta no es complicada, es sencilla y te la recomiendo, es un dulce especial.

      Me alegra que puedas observar los avances. Ya va para casi un año¡¡¡¡

      Bss

      Eliminar
  18. Es uno de los pocos dulces norte africanos que me gustan tanto, me encanta la textura que le da la sémola y cuanto duran... Unas maravillas!
    BEsos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que es rico a rabiar???? Por cierto este fin de semana preparé la zuppe, con calabaza, cebolla, nabo, y un buen caldo. Absolutamente deliciosa. La dejé en remojo la noche antes y la sopa quedó, buenísima de esas que me gustan a mi. Así que mil gracias por descubrirmela. Bss

      Eliminar
  19. Diossss, Virginia, me encantan los dulces árabes!!
    Se ven buenísimos, a ver si los pruebo...
    Besitos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  20. Menuda pintaza Virginia! te cogía un par para merendar!!! ;) Besos.

    ResponderEliminar
  21. Excelente post, nos ha encantado leerlo. Y la receta, divina, por supuesto ^_^
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Que deliciosos, se aprecia tan bien la textura que dan ganas de tomarlos con las manos, me encantaría probarlos, pero no se puede caer en tentación :).
    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. Madre mia que preciosa entrada, y desde luego esos dulcecitos estan para no parar de comer, te han quedado divinos, con una pinta de estar deliciosos. Besicos

    ResponderEliminar
  24. Genial como siempre! Justo ahora estoy mirando vuelos para ir a Egipto y las fotos me han hecho entrar todavía más ganas!!! Ojalá pueda ir pronto! Un beso

    ResponderEliminar
  25. Pues es verdad. ¿Por qué será que los dulces árabes, por no decir todos, no sea que peque de ignorante, se presentan en pequeñas porciones? Desde luego que no hay nada más cómodo que llevarte directamente una pequeña porción a la boca, y si ni nos manchamos los dedos, no hay necesidad de tener una servilleta a mano.

    Voy a discrepar un poco con el tema del dulzor del mazapán. Si estamos acostumbrados a consumir el mazapán que comercializan las grandes, o pequeñas firmas, la cantidad de azúcar es a veces excesiva. Pero el mazapán artesanal, el bueno, lleva la justa proporción de azúcar, de manera que lo que degustamos es la almendra. Te lo digo con rigor. Una familiar muy cercana a mi madre elabora y vende mazapán en un pueblo de Toledo y te aseguro que no lo he probado más rico en ningún otro sitio.

    Así que por la descripción que tú haces de estos bassbousas, seguro que se acercan mucho a la idea que yo tengo de lo que es un buen mazapán, aunque estos dulces no lo sean.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que suerte tener la oportunidad de tomar mazapán de verdad. Yo es que no me gusta demasiado porque el que yo conozco es el industrial, y es tan dulzón y a veces seco....

      Estos dulces te encantarían, porque con el regusto a mantequilla están que te mueres.

      Bss

      Eliminar
  26. Muy rico bocado, a juzgar por tus fotos. Y Egipto, es un país que me encantaría visitar. Unas fotos preciosas que me han trasladado el país de los faraones, el Nilo...casi me he visto allí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya servido el post doblemente. ja, ja, . Bss

      Eliminar
  27. Que buenos estos dulces.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  28. Virginia que pastelitos tan apetitosos, la verdad no conocía los Bassbousa y no he estado en Egipto, pero gracias por aproximarnos a este maravilloso lugar! y a juezgar por los ingredientes con los que s eha elaborado debe ser un dulce delicioso! guapa, espero que hasga puente y que lo disfrutes un montón, te mando un beso bien gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, gracias Eva, estoy de puente¡¡¡¡ Por fin un puente en mi calendario. Aunque sea con trabajo en casa. Bss

      Eliminar
  29. Me encanta. Tiene una pinta súper apetecible y es una receta totalmente diferente. Me apetece probar cómo estará con polenta, en vez de con sémola de trigo, ¡yo creo que puede ser la bomba! Un beso

    ResponderEliminar
  30. Hace años probé este dulce pero no sabía como se llamaba...agradesco este recuerdo de mi infancia...y quería preguntar sí al hacerlo con harina es en les mismas cantidades...gracias

    ResponderEliminar
  31. Hace años probé este dulce pero no sabía como se llamaba...agradesco este recuerdo de mi infancia...y quería preguntar sí al hacerlo con harina es en les mismas cantidades...gracias

    ResponderEliminar
  32. Hace años probé este dulce pero no sabía como se llamaba...agradesco este recuerdo de mi infancia...y quería preguntar sí al hacerlo con harina es en les mismas cantidades...gracias

    ResponderEliminar
  33. Hace años probé este dulce pero no sabía como se llamaba...agradesco este recuerdo de mi infancia...y quería preguntar sí al hacerlo con harina es en les mismas cantidades...gracias

    ResponderEliminar
  34. Hace años probé este dulce pero no sabía como se llamaba...agradesco este recuerdo de mi infancia...y quería preguntar sí al hacerlo con harina es en les mismas cantidades...gracias

    ResponderEliminar
  35. Hace años probé este dulce pero no sabía como se llamaba...agradesco este recuerdo de mi infancia...y quería preguntar sí al hacerlo con harina es en les mismas cantidades...gracias

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina y dedicar un tiempo en dejar tu comentario. Todos vuestros comentarios son infinitamente agradecidos, aunque no siempre disponga de tiempo para responderte. Si eres un@chic@ "no reply" será mas dificil comunicarnos.

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: vir.martin7@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...