Sweet & Sour: GALLETAS SPRINGERLE. Paso a paso y consejos para una galleta perfecta.

viernes, 15 de noviembre de 2013

GALLETAS SPRINGERLE. Paso a paso y consejos para una galleta perfecta.


¿No me digáis que desde que hace un par de años, saltaron a las redes las delicadas y preciosas galletas Springerle,  no os han entusiasmado? ¿Y no me digais que no es un detalle delicado para obsequiar en estas fiestas Navideñas, o simplemente para decorar vuestro arbol de Navidad?

Yo personalmente he estado un par de años buscando esos moldes vintage que me perdían, y que solo vendían en Alemania o en USA. Miraba determinadas páginas en la red y me quedaba embobada viendo esos precisos moldes y el resultado que se obtiene con ellos. Hasta que por fin el año pasado tras las navidades conseguí localizarlos en España, en concreto en Cukiart. Así que este año mis amigos tendrán dentro del detalle que les preparo por estas fiestas Navideñas, estas preciosas galletas. O al menos a mi me lo parecen.

Las galletas Springerle son un tipo de galleta alemana cuyo origen mitológico se cree que se remonta a hace mil años, con las tribus germánicas. Se cree que fueron ideadas para celebrar el solsticio de invierno, de ahí los motivos "paganos" de animales que aun se conservan. Pero realmente el origen de la receta, es mucho mas cercano, allá por el siglo XVI, cuando los artesanos comenzaron a elaborar en madera los moldes tallados que servían para darle forma. 


Precisamente esos moldes fabricados por artesanos a mano, han pasado en muchas ocasiones de generación en generación, conservandose como autenticos tesoros. Y no es de extrañar, su delicadeza y profusión de detalles enamora. Hoy en día están realizados en resinas, lo que ayuda tambien a su conservación, pero os puedo asegurar que los que imitan a los antiguos son igual de delicados.
 
Las galletas Springerle son de color blanco hueso, que a mi se me asemeja a la porcelana de biscuit. Son comunes de la época Navideña, con un relieve obtenido prensando un molde sobre la masa estirada y fría. Estas galletas así impresas se dejan secar al menos durante 24 horas, para que al hornear, siempre a baja temperatura, conserven la forma y el dibujo, y solo crezcan por la parte de abajo, duplicando su tamaño a lo alto y no a lo ancho que las deformaría.


La masa de las springerle es una masa firme, preparada con harina fina de trigo, generalmente de repostería, ya que al llevar maizena ayuda a su secado, huevos, azúcar glass y aromatizadas generalmente anís. Antiguamente para aromatizarlas se las horneaba sobre una bandeja en la que se había esparcido unas semillas de anís verde.

El gasificante utilizado es el bicarbonato de amino (hartshorn), que se mezcla con un poco de leche para su disolución. Es un precursor de la actual levadura, difícil de conseguir a no ser en las tiendas que tienen estos famosos moldes o en algunas de repostería y se elimina totalmente en el horneado. La utilización de este gasificante impide que puedas probar la masa en crudo. Se puede sustituir por nuestro gasificante de toda la vida.


Las galletas una vez horneadas se pueden conservar bien empaquetadas hasta 6 meses. Una vez horneadas se guardan en caja de lata unas dos o tres semanas para que se ablanden ya que con el tiempo su textura y sabor mejora.
 
Los moldes son variados en cuanto a temática, desde motivos florales, navideños o religiosos. A mi personalmente los motivos florales y los relativos a frutos son los que mas me atraen. También podéis realizarlas con motivos Navideños, hacerlas un pequeño agujero en la parte superior y colgarlas en el Árbol a modo decorativo. Estas que aquí veis tan bien empaquetadas por Papelería Argana de Bilbao, irán para mis familiares. 

Vamos con la receta, que como siempre os digo es sencilla, si bien deberéis seguir una serie de consejos si queréis que el resultado sea impoluto y parezca que en lugar de regalar una galleta regaláis un precioso camafeo. El molde es el que hace esa preciosidad, pero si no sois rigurosos en la técnica no habrá molde que valga.


INGREDIENTES: (Para unas 24 galletas grandes aprox, o 2 bandejas de tamaños mas pequeños y variados)

- 1/4 Tsp de Hartshorn (Carbonato de Amonio) o 1/2 Tsp de Gasificante de repostería.
- 1 Cucharada de Leche o nata (Si usamos gasificante de repostería no será necesaria)
- 450 gr. de harina de repostería tamizada,(Una cantidad mas indeterminada para el ajuste de la masa, estirado y amasado.)
- 375 gr. de azúcar glass tamizado.
- 3 huevos grandes a temperatura ambiente.
- 58 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
- 1/4 Tsp de sal fina.
- 1/4 Tsp de aroma de anís, limón, coco...

* Medidas y conversiones (Para las equivalencias de Tsp-Tbsp)

PREPARACIÓN:

Vamos con la masa:

1.- Mezclamos el carbonato de amonio con 1 cucharada de leche o nata y lo dejamos reposar entre 30-60 minutos para que se disuelva.


2.- Ayudados de nuestra batidora de mano o con la KA y el accesorio globo montamos los huevos durante no  menos de 10-20 minutos, hasta conseguir una masa densa, espesa y de color claro. Este paso es fundamental para conseguir una masa blanquecina.

3.- Bajamos la velocidad y con el motor en marcha vamos añadiendo el azúcar glass tamizado, de poco en poco hasta que se haya integrado totalmente.

4.- Añadimos entonces en pequeños pedacitos la mantequilla ablandada y batimos hasta que esté completamente absorbida por la masa y no veamos ningún pedacito.

5.- Añadimos entonces el bicarbonato de amonio disuelto, la sal y el aroma y batimos bien para integrar todo.

6.- Sustituimos el globo por la pala mezcladora en la KA y poco a poco en velocidad mínima vamos añadiendo la harina tamizada, hasta integrarla totalmente de forma homogéna en una masa pegajosa aun.


7.- Sacamos la masa del bowl y la depositamos sobre una mesa enharinada. Vamos amasando incorporando mas harina hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos. De lo contrario se nos adheriría también al interior del molde y mas si es con muchos pequeños detalles.


En este punto, la cantidad de harina depederá un poco del grado de absorción de humedad de la harina y del tamaño de nuestros huevos. Id poco a poco.

Estiramos un poco la masa, envolvemos en film y llevamos media hora a la nevera. Este punto entiendo que es muy importante, ya que el frío nos dará una masa algo mas firme y además daremos tiempo a la harina a ser absorbida bien por los ingredientes líquidos y por tanto tambien de conseguir textura mas firme.


 Formado y Cortado de las galletas:


Cuando nuestra masa esté fría, enharinamos la superficie de trabajo y el rodillo, y la estiramos como de un dedo de grosor. Debemos enharinar bien la superficie de trabajo, pues como vamos a andar presionando la masa contra ella, no queremos que luego la galleta se nos quede pegada a la mesa, y no podamos retirarla facilmente, de forma que la dañemos sin remedio y tengamos que volver a empezar.

Enharinamos ligeramente el molde ayudados de un pincel y un poco de harina, y lo introducimos en la masa, presionando bien para que el dibujo quede bien marcado. Noy hay que tumbarse a dormir la siesta sobre el molde, pues podemos conseguir de este modo que se nos adhiera a la masa, de forma que al retirarlo nos distorsionará la imagen. Hay que presionar lo suficiente para que el dibujo quede marcado. Eso ireis viendo vosotros con la practica.



La operación de enharinar el molde debemos repetirla en cada ocasión que hagamos una galleta. Es fundamental para no llevarnos sorpresas con que la masa se quede adherida al molde y tengamos que ponernos a limpiarlos y a sacar toda esa masita de los complicados entresijos de la decoración.....


Con cuidado levantamos el molde, pues es posible que haya alguna parte que no haya quedado marcada por igual y tengamos que volverlo a su sitio y presionar un poco mas. Las primeras suelen salir algo peor, la masa tiende a quedarse ligeramente mas adherida y hay que levantar el molde con mucho cuidado si no queremos dar al traste con nuestra galleta y tener que volver a empezar. Aquí tambien la practica os hará ganar en destreza.

Lista nuestra galleta, la recortamos con un cortador del tamaño, o con un cuchillo afilado y a una bandeja de horno cubierta de papel vegetal. El recorte con un buen cortador del tamaño es fundamental para un acabado perfecto, lo mismo que debemos tener mucho cuidado al trasportarla, pues la galleta es blanda y se deforma facilísimamente.


Vamos repitiendo la operación con el resto de masa, que no dudaremos en reunir los pedacitos que van sobrando, amasarlos ligeramente y volver a estirar.

Secado:

Galletas sin hornear, durante el proceso de secado
Cuando tengamos todas nuestras galletas recortadas y sobre la bandeja de horno, las dejaremos secar a temperatura ambiente y sin cubrir, durante al menos 24 horas. En mi caso las tuve unas 36 horas y perfecto. 

Para comprobar que están listas, daremos la vuelta a la galleta y veremos que en su parte trasera existe una pequeña zona a lo largo de todo el contorno de la galleta, mas seca y clara, quedando el interior de ese contorno mas oscuro, mas húmedo. Si os fijais bien, en la siguiente fotografía se puede apreciar ese pequeño contorno seco. Entonces están perfectas para hornear.

 
Este secado tiene como finalidad que la galleta al hornearse conserve su dibujo y su forma, de forma que crezca por la parte mas débil, esto es por la zona de la base húmeda, que es por donde romperá. Las galletas por tanto no ensanchan sino que engrosan. Este paso es fundamental para no dar al traste con todo nuestro trabajo.

  
10.- Horneado:

Precalentamos el horno a unos 120ºC calor arriba y abajo, para estas galletas mas grandes y gruesas. Para las mas pequeñas la temperatura puede ser algo superior, 130-135ºC. La temperatura debe ser baja para que no se nos doren y mantengan ese color blanco roto.

Caliente el horno, pasamos los dedos húmedos la parte trasera de las galletas en su zona interior, la zona que teníamos mas húmeda, para hacerlas aun mas débiles por esa parte y asegurarnos que rompen por ahí al hornearse.

Las introducimos en la parte mas baja del horno y las mantenemos unos 15-20 minutos para estas galletas grandes y unos 6-8 para las pequeñas. 

Sabremos que están cocidas cuando al dar la vuelta a la galleta, su reverso esté doradito, manteniendose blanca la cara bonita de la galleta.


La temperatura será mas baja y el tiempo de horneado será mayor cuanto mas grandes sean las galletas y al revés cuanto mas pequeñas, mas temperatura y menos tiempo.

Os aconsejo probar primero tiempos y calor de horneado con un par de galletas para conocer el comportamiento de vuestro horno y a partir de ahí ajustar.



Enfriado y consevación:

 Una vez horneadas las galletas las dejamos unos 5 minutos sobre la bandeja del horno, para que se endurezcan un poco, y con una espátula fina y mucho cuidado las llevamos a la rejilla enfriadora.

Una vez frías se guardan en caja de lata, separando las capas de galletas con papel vegetal. Yo suelo introducir un pedacito de pan o granos de arroz para que absorba la humedad que puedan tener.

Están mucho mas ricas al de 2 o 3 semanas de su elaboración, ya que una vez horneadas tienen una textura mas dura y con el tiempo se ablandan, ganando también en sabor.

Si se guardan en celofán, pueden llegar a durar hasta 6 meses.



Tintado de la masa:

Si queréis preparar galletas de colores, solo tenéis que añadir unas gotas de colorante blanco intenso primero (para conseguir colores mas suaves y puros) y luego el colorante elegido.

Estas galletas también se pueden colorear, pero yo las prefiero blanquitas, me parece que tienen un encanto especial.


A disfrutar.

VIRGINIA

56 comentarios:

  1. qué maravilla!!!..son obras de arte, de verdad!!...enhorabuena por las fotografías, de verdad, son preciosas!!

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado preciosas y es verdad que es bastante difícil localizar moldes así, muchas gracias por compartir tu información ;). Besos!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  3. Increible post Virgina... increible. Yo conocí estas galletas hace un par de años, y las tengo en pendientes, pero no he encontrado los moldes, voy a ver la página que dices tu. Esta genial explicado chiquilla!! que maravilla... este año caen fijo!

    ResponderEliminar
  4. Madre mía Virginia, son tan bonitas que no parecen ni una galleta, sinó un elemento de decoración!

    Me parecen preciosas, y tus explicaciones son de 10 para que nos salgan (casi) como las tuyas!

    Besos, y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Virginia por esta magnifica entrada de hoy. Hoy mas que una receta has hecho un verdadero tutoriales, que voy a guardar como oro en paño.
    Hace dos días, recibí en casa mi compra completa para éstas galletas: molde, aro, esencia de anís y el Hartshorn. Como puedes comprender, con el precio de los moldes, solo compre uno y con él empezaré a probar, para ver como salen.
    Mas adelante compraré algún otro, porque son tan, tan bonitos....
    Como nos pierden estas cosas....
    Besos y gracias.
    Y no te he dicho nada de las fotos. Que descortesía, son preciosas, preciosas!!

    ResponderEliminar
  6. Son absolutamente preciosas.

    Yo con la imprenta para galletas, de momento, creo que voy servida. Al final acumulo cosas sin control en la cocina y mi casa es muy pequeña.

    Me encanta verlas, me encantaría hacerlas, me guardo este tutorial porque nunca se sabe...

    ResponderEliminar
  7. Hola Virginia, te han quedado perfectas!!! Me alegro mucho!!!

    ResponderEliminar
  8. wowwwwwwwwww son realmente preciosas!!!! me ha encantado conocerlas de tu mano y me he quedado enamoradas de ellas!!!! un besito y te incito a conocernos ;)

    ResponderEliminar
  9. Son divinas... y el paso a paso espectacular... voy a ver si me hago con todos los trastos que hacen falta y me animo :-D

    ResponderEliminar
  10. Que pasada de entrada! enhrabuena !! a ver si me hago con una cortado de springerle que ya las vi en el libro de Peggy y me enamoré de ellas...
    gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  11. Buenisimo tutorial!!! Tomo nota y miro los moldes. Cuando las haga ya te cuanto que tal
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. plas, plas, plas y mil veces plas..nos has regalado un excelente tutorial!! me ha entusiasmado al igual que las galletas y las fotos. me temo que no soy tan cuidadosa, paciente y buena cocinera como tú, así que de momento te guardo pero no te copio, jajja, bsss Virginia

    ResponderEliminar
  13. Qué pasada de entrada. Es una maravilla !! Te han quedado preciosas y gracias por todo el paso a paso. Me ha encantado. Un besazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
  14. Hace años que se las vi a Fabsfood, y desde entonces las tengo pendientes. el no encontrar los moldes a mano, me ha privado de hacerlas. La verdad es que como regalo de Navidad son perfectas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Virgina, espectacular tu tutorial y las fotografías una maravilla. Te cuento que soy chilena y la verdad no conocía la técnica para realizar estas galletas. Me parecen fantásticas. Te consulto por el producto,Hartshorn (carbonato de Amonio) o Gasificante de repostería, recibe otro nombre en el extranjero o es una simple levadura que utilizamos en Chile y las medidas que das " Tsp " con qué se miden (cucharada, taza, etc...???) Me gustó mucho la receta, si pudieras aclarar mis interrogantes para poder degustarlas......Cariños para ti.

    ResponderEliminar
  16. Virginia ya me tenias ganada, pero nena ya soy fan incondicional tuya.
    Lo cierto es que no me sorprende lo lindas y espectaculares que te han quedado estas galletas, eres una maga en la cocina y si hablamos de repostería ya te conviertes en bruja.
    La verdad que cada vez que he visto estas galletas me han enamorado, creo que le pondría un aro de plata y las usaría de camafeo.
    Peroooooooooo, madre mía acabo de ver los precios de los moldes.............. habrá que ir diciendo a la familia cual queremos para regalo de Reyes, son realmente caras.
    Gracias por enseñarnos tan detalladamente el paso a paso, con sus trucos y consejos que te da la experiencia, con esto ya llevamos muchos pasos adelantados para que el éxito al hacerlas sea total.
    Bss.

    ResponderEliminar
  17. Qué preciosas te han quedado y qué bien lo has explicado todo, como siempre.
    Yo tengo un rodillo para hacerlas, aunque con unos dibujos mucho más sencillos, pero he intentado hacerlas dos o tres veces y no me ha gustado el resultado en cuanto a sabor, ya no se si es que las recetas que he probado no eran las adecuadas, o es que las galletas son así y a mi simplemente no me gustan (lo que sería raro...)
    En fin...no se si probar con tu receta y darles una última oportunidad.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  18. Te han quedado preciosas y muy bien explicado todo. Dan ganas de comprarse los moldes y hornear como una loca.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Cada vez que veo estas galletas.... me parece que tanto los moldes como las propias galletas son de exposición!! y ya si le das tu toque personal ni te cuento. Feliz finde!!

    ResponderEliminar
  20. Vaya joyita nos enseñas! Parecen camafeos de verdad, una obra de arte en galletas. Que bien lo has explicado y como regalo las encuentro preciosisimas. Felicidades! Bss

    ResponderEliminar
  21. Virginia estas galletas son PRECIOSAS , DIVINAS .... como dice mi hija parecen pastillitas de jabón, son DELICADAS, pero eres malaaaaaaa jejejeje, ¿te parecerá normal enseñarnos y ponerlos los dientes largos con tanto molde no? Ainsss si, se que merecerá la pena, pero es que son tan caros, pero a la vez tan BONITOS, ainssss que sin vivir jejejeje.

    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  22. Ya las había visto y tenía los moldes localizados en una tiene on-line, la única cuestión por la que no me he decidido al final es por el tema del sabor. No sé yo si me va a gustar.
    Pero estuve tentada de agenciarme el molde y ponerme con ellas para la boda de mi cuñada... bueno, siempre las puedo hacer para cuando nazca un bebé... jajajaja
    besos

    ResponderEliminar
  23. Virginia, has ilustrado la recta con las fotos perfectamente. Parecen auténticos camafeos. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Vaya paso a paso te has marcado, me he quedado embelesada por tan intenso trabajo de redacción, te han salido perfectas y todavía ando con la boca abierta, son preciosas!
    Y aunque las conocía nunca tuve interés en profundizar sobre ellas, la verdad es que vale la pena, incluso esperar las 24 horas de secado, gracias por la información.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  25. Son preciosas estas galletas, me tienen loca, son como pequeñas obras de arte comestibles!!! Un paso a paso genial!!!

    Feliz finde, besitoss

    Gemma

    ResponderEliminar
  26. Virginia, de los mejores posts que has publicado hasta el momento. Y mira que los tienes buenos, todos son buenos. Ya sabes que siempre me marcho feliz y contenta de venir a visitarte por lo que aprendo de tus experiencias en la cocina, a pesar de haberte dicho en alguna ocasión que me marcho ofuscada. Pero es todo una pantomima.

    Lo de hoy ha sido bárbaro. Empezando, en primera posición, por supuesto, con estas galletas tan finas, delicadas y bonitas. ¡Si es que son de exposición, madre mía! Me las imagino en la boca con una textura y sabor del estilo a las shortbread escocesas, y lo mismo es un atrevimiento decirlo. Cuando estuve en Escocia, pude visitar una fábrica en la que elaboraban galletas escocesas y los moldes con los que antiguamente se hacían esas galletas eran también de madera, aunque los moldes no eran individuales como los de los springerle, sino en una tablilla.

    ¡Qué suerte van a tener esos amigos tuyos tan cercanos de poder disfrutar de un regalo tan delicado y delicioso!

    Feliz finde!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  27. ¡¡ Son perfectas !! y el reportaje fotográfico estupendo, enhorabuena Virginia por las galletas que te has marcado ;)

    ResponderEliminar
  28. Ahhh y se me olvidaba buen fin de semana

    ResponderEliminar
  29. Una maravilla, da lástima comérselas. Un buen regalo presentado así en bolsitas. Los moldes son preciosos y típicos de este tipo de galletas. He oído que más buenas están pasadas 2 o 4 semanas siempre guardadas en cajas de latón, incrementan su rico sabor. Un saludo

    ResponderEliminar
  30. Con la boca abierta me has dejado. Y es que no solo las galletas te han quedado preciosas y perfectas, sino que además nos has regalado una clase magistral de springerle. Sabes a ciencia cierta que voy a tardar poco, muy poco en ponerla en práctica. Cosa que te agradezco enórmemente.

    Besos wapa. Paula

    ResponderEliminar
  31. Virginia, ¡enhorabuena por este tutorial buenísimo!!
    Es realmente perfecto.
    Yo todavía no me he enganchado pero todo andará... ;-) Y cuando llegue este momento, me compraré un molde como el tuyo de convalaria, que es de mis flores favoritas y no crece por aquí por el clima...
    Un besote y feliz finde!!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  32. Virginia decirte sobresaliente por este post es poco, por su presentación, la explicación, las fotografías. Chica, enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
  33. ¡Preciosas! Llevo tiempo detrás de esos moldes. Asñi que me guardo tu receta. Gracias por explicar todo paso a paso.
    Besos

    ResponderEliminar
  34. como te dije yo también las hago cada año y las preparo para mis amigos como regalitos...es que son maravillosas Virginia!!!! Y a ti te han quedado como verdaderas obras de arte, te felicito...son preciosas!!!!! a mi me parecen verdaderas joyas de marfil!!!!!!!!!!
    No tengo más que decir.... más que inclinarme ante la perfección de tu realización y de tus explicaciones!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Conseguiste unas verdaderas joyas!!!! como dices ideales para regalar. Besosss,

    ResponderEliminar
  36. Que maravilla de galletas, si parecen joyas de marfil. Una clase magistral de como hacerlas y una fotografía que me deja con la boca abierta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Virginia, nota 20 con este post, que maravilla, ya lo tengo bien guardado para cuando me compre el molde, que le tengo muchas ganas a estas galletas, que ricura. Las explicaciones fantásticas. Muchísimas gracias. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  38. Virginia... ¡qué belleza de galletas!!! Me encanta ese estilo romántico que recuerda a los camafeos; es que no pueden ser más bonitas!! Yo también las prefiero pálidas; me parece que así tienen un encanto especial... ¡Enhorabuena!!!

    Un besito,
    Marta ("Sweet & Home la Vida es Dulce")

    ResponderEliminar
  39. Virginia preciosa da ganas de correr para tu casa y decir quiero ser tu amiga y tu familia para recibir estos pequeños tesoros¡ son preciosas, y las fotos ya ni te cuento. Todo un regalazo para estas fiestas o hacer de cualquier dia una fiesta. Un beso grande & feliz semana¡

    ResponderEliminar
  40. Te han quedado perfectas, qué ricas. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  41. Un tutorial 10! Fotos 10! Explicaciones 10! Galletas 10!...
    Apunto ideas...
    Besazos. Gracias!!!!!!!!!!!!!!!! Buena semana!

    ResponderEliminar
  42. Geniales las galletas y la explicación, te han quedado de lujo, es un placer seguirte.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  43. Qué bonitas, Virginia!

    Es un detalle precioso para estas fechas que vienen y ya si lo envuelve Arnaga, todo un lujo, nos chifla esta papelería!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Son una galletas preciosas. Me encantan!
    Besos

    ResponderEliminar
  45. Maravillosas, perfectas para los regalos navideños personalizados!!! Incluso las veo deliciosas como detalle de comunión, preciosas!!!

    ResponderEliminar
  46. Virginia, te han quedado de manual... ví en el sud tirol las pasadas navidades pero ninguna tan perfecta y elegante como las tuyas, Tampoco sabía (entre muchas cosas que he aprendido en tu post!!!) que mejoraban con un reposo de varias semanas, lo que las hace ideales para prepararlas con tiempo y regalarlas, así que nada te dejo mi dirección jejeje
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  47. Ay Virginia! menudo trabajo te has llevado con fotografiar este espectacular paso a paso de las springelere. Es mi asignatura pendiente. Me hice con un paquetito de bicarbonato de amonio e hice una prueba, pero no me gustó cómo me quedaron. No lo hice con los moldes adecuados, así que estoy esperando para ver si "caen"estas navidades. (aunque he de confesarte que me gusta más el aspecto de las galletas que su sabor) las encuentro un poco secas, una masa muy harinosa, pero ¡en fin! bonitas son a rabiar, desde luego. Y tu reportaje...¡mejor no se puede! cuando tenga mis moldecitos voy a venir a releer tus consejos,
    BEsos

    ResponderEliminar
  48. Qué buenísima pinta y que fotos más bonitas!!!
    Un besito!!

    http://acomerconmama.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  49. Me encantan me imagino que son broches vintage desde luego que son un regalo para estas Navidades ideal.
    Besos

    ResponderEliminar
  50. Virgnia que bonitas te han quedado!!! La verdad es que le tengo muchas ganas a esos moldes, debe ser de las pocas cosas que no tengo todavía y mira que llevo tiempo detrás de ellos, pero al final nunca me acuerdo de pedirlos.
    Viendo tus maravillosas galletas me han entrado unas ganas tremendas de hacerlas. Quedan tan bonitas!!! Me parecen un regalo precioso.

    Un besito,

    ResponderEliminar
  51. Son impresionantes!! Como pequeñas obras de arte....
    Te quedaron preciosas.
    Bss.
    Su.

    ResponderEliminar
  52. Increíbles las galletas y el post! Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  53. Perfectísimas y especatculares! Después de ver el post de Paula "Con las zarpas en la masa" no he podido evitar venir a ver el magnífico paso a paso que has hecho. Habéis conseguido que me pique el gusanillo de hacerlas...
    Saludos y Feliz año!

    ResponderEliminar
  54. Yo estoy feliz de haber encontrado tu blogg que maravilla de arte. Gracias. Empezaré a buscar los moldes porque quiero hacerlas, con tu paso a paso creo que no hay pierde.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi cocina y dedicar un tiempo en dejar tu comentario. Todos vuestros comentarios son infinitamente agradecidos, aunque no siempre disponga de tiempo para responderte. Si eres un@chic@ "no reply" será mas dificil comunicarnos.

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: vir.martin7@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...